lunes, 13 de febrero de 2006

Secreto No. 30

Duermo abrazada



Dormir abrazada es como un arrullo personal muy especial. Suelo dormir abrazándome, abrazando una almohada, abrazando las cobijas, e incluso me he dormido abrazando a mi gata Carlota.

Mmmhh.... Si me dieran a elegir, preferiría dormir abrazando el cuerpo de una persona especial y querida. Es más rico.

No hay comentarios.:

ShareThis