lunes, 16 de enero de 2012

016

Hoy de camino a casa y cargando una bolsa pesada de compras del super, mientras atravesaba el metro Tasqueña, miraba las pequeñas tiendas con sus mercancías. Caminaba con pisadas fuertes, cuando me sorprendí cuando al apoyar el talón de mi pie derecho se resbaló al frente y terminé en un casi-split... pero no lo completé porque mi rodilla izquierda golpeó el suelo.

Asombrada, bajé las bolsas para levantarme y saber qué rayos me hizo resbalarme de ese modo.

Con asco, noté que bajo mi talón había un largo camino mojado del escupitajo que pisé.

Vaya manera de terminar el priemr día de la semana...



Photobucket
~ Non sum qualis eram - No soy la que fui ~

1 comentario:

Pak dijo...

Y ahí es donde agradeces al Tai Chi porque de no practicarlo habrías acabado de cabeza...

Abrazo

ShareThis