lunes, 18 de junio de 2007

Vanidad inflada

Lunes...

Los cambios se dan de adentro hacia afuera, a veces en forma imperceptible. A veces cuesta trabajo, pero no es posible quedarse quietos. Eso lo aprendí jugando con mi mandala.

Es lindo salir a pasear con los amigos, platicar, bromear, disfrutar de el museo de cera y después tomar unas cervezas; es divertido coquetear aunque no me pelen, es lindo que me coqueteen aunque no me anime. La frase que sorprendió a mi vanidad: "Si yo fuera diez años más grande... si me casaba contigo!" jejejeje

¡Muchas gracias!. Mi vainidad se infló y anda en los cielos. :D (aquí se nota mi paseo entre nubes)
In the heaven


Traigo esta canción desde la semana pasada... hoy la quiero cantar para iniciar semana :)


Yo vengo a ofrecer mi corazón
L y M: Fito Páez
Intérprete: Fito Páez, Mercedes Sosa, Víctor Heredia
(Para no perder costumbre, baja la canción aquí)

Quién dijo que todo está perdido
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Tanta sangre que se llevo el río
Yo vengo a ofrecer mi corazón

No será tan fácil ya sé qué pasa
No será tan útil como pensaba
Como abrir el pecho, y sacar el alma
Una cuchillada de amor

Luna de los pobres siempre abierta
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Como un documento inalterable
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Y uniré las puntas de un mismo lazo
Y me iré tranquilo, me iré despacio
Y te daré todo, y me darás algo
Algo que me alivie un poco más

Cuando no haya nadie cerca o lejos
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Cuando los satélites no alcancen
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Y hablo de países y de esperanzas
Y hablo por la vida, hablo por la nada
Y hablo de cambiar esta nuestra casa
De cambiarla por cambiar nomás

Quién dijo que todo está perdido
Yo vengo a ofrecer mi corazón


Pd. Estoy contando los días para la quincena... hasta el próximo lunes! :( El arreglarme los dientes me ha desbalanceado mi presupuesto en forma muy fuerte...

1 comentario:

Mujeres.Net dijo...

Eso del dentista siempre nos desbalancea el gasto... y lo de tu recién encuentro con el coqueteo cotidiano de la vida, ¡felicidades! Es maravilloso.
Un abrazo
Elsa

ShareThis