viernes, 30 de marzo de 2012

056

Después de abrazarse, Zaydún le dijo: "No soy inocente, pero todo es muy distinto de como lo cuentan."

José Ignacio respondió tan sólo: "Ya lo sé. Siempre es así. Siempre se entiende otra cosa de lo que se dice. El sol está ahí para todos pero cada uno lo vive distinto."

Zauydún recordó una famosa fase de Spinoza que iba en el mismo sentido, pero no la repitió en voz alta para dejar que su padre dijera la última palabra: "El mismo sol que solidifica el barro funde la cera".
La mano del fuego - Alberto Ruy Sánchez



Este fragmento del libro que estoy terminando de leer, lo tengo muy presente pues siento que lo he aplicado varias veces en diferentes ámbitos a lo largo de estas dos semanas.

¿Cuántas veces no hemos reaccionado de una manera extrema, por interpretar de forma distinta lo que los demás nos dicen o hacen? ¿cuántas veces dejamos el espacio, la mente y el corazón abiertos para escuchar y quizás aceptar que la intensión del mensaje era distinta a la interpretación que le dimos?.

Dejo nuevamente la frase para su reflexión.


Siempre se entiende otra cosa de lo que se dice.

Buenas noches y muy feliz semana de descanso. (Compatriotas mexicanos, no olviden que este domingo tenemos horario de verano)

Photobucket
~ Non sum qualis eram - No soy la que fui ~

1 comentario:

Pak dijo...

Siendk que se que estas en camino de consciencia...

Mariposa, no dejes de observar PORQUE TU reaccionaste al mensaje como lo hiciste.

Ahi hay aprendizaje pendiente

ShareThis