miércoles, 20 de enero de 2010

12:42


Pero ¿quién me manda?

Ando adolorida de todo el cuerpo, camino a duras penas paso a pasito, cada giro de cuerpo hace que los músculos protesten.

Y sin embargo ahí estoy de pié, temprano y con pants, en clase de kickboxing, aprendiendo un nuevo lenguaje para mi cuerpo, aprendiendo otras cosas que me ayuden en mi aprendizaje de Tai Chi.

Serán dos semanas de clases diarias, y hoy apenas es el tercer día.

Definitivamente me gusta la manta fiada, pero sigo sin quitar el dedo del renglón. Aguantaré este par de semanas y saldré invicta.


Voces de hace varios ayeres resurgieron. Pero en realidad nunca se fueron... me miro en el espejo y les veo en el reflejo.


Photobucket

~ Non sum qualis eram - No soy la que fui ~

3 comentarios:

Ley dijo...

sana sana Mariposita dolorosa. ji

La Blu dijo...

Mariposa, soy tu fan, no manches... no manches... :D manta fiada, jajajaja.

Te quiero.

Mariposa de humo dijo...

Muchas gracias Ley!

BlueOts! ps así nos decía mi mamá cuando seguíamos haciendo algo aunque nos doliera (treparnos a un árbol, darle lata al perro que nos mordía...)
;)

ShareThis