martes, 15 de marzo de 2011

Avanti !

Uno se agota...

Se agota de los cambios bruscos, de tantas despedidas a conocidos, de las incertidumbres...

A veces uno quisiera renunciar al esfuerzo, decir "Ya basta..." y dejarse vencer, pero...

Hace un par de días, mirando el televisor sobre lo que estaban viviendo en Japón, un hombre lo había perdido todo, pero con una calma y tranquilidad estaba diciendo al reporteroalgo así como: "Si, en un principio me desesperé por perderlo todo, pero después uno acepta el destino y sigue adelante".

Esa breve declaración me hizo entender que para aprender del desapego me falta un buen camino por recorrer, pero estoy en la dirección correcta aunque con uno que otro traspiés.

No claudicaré.


Bueeeno.... Solo de vez en cuando dormiré un poco a pierna suelta para recuperar fuerzas. ;)

Dormilones



Photobucket
~ Non sum qualis eram - No soy la que fui ~

2 comentarios:

Gabriel Cruz dijo...

Creo que uno puede llegar a ese nivel de superación, cuando de verdad se ha perdido todo (como este hombre), de ahí vivimos esclavizados a nuestro estilo de vida :(
¡¡Van apapachos y buena vibra Mariposa!! :D

Adriana dijo...

Claro! Aunque seas Claudia, no se te permite claudicar. Te amo!

ShareThis