lunes, 10 de enero de 2011

Aprendizajes

Este fin de semana fue de de muchas alegrías para mi y también de una enorme satisfacción personal.

Hacia los últimos meses del 2010 me diagnosticaron diabetes en un nivel muy alto (un poco más y me convertía en zucaritas); con medicina y un poco de dieta pasó un mes esperando lograr un nivel de control óptimo, y si bien bajó a como lo tenía, aún superaba los 260. Ese fue un momento decisivo donde mi reacción fue más de temor al recordar historias familiares cercanas, y también el sentir el apoyo de familia, amistades, compañeros de oficina... Eso es un apoyo muy grande.

Asi que me armé de valor y llevé a cabo lo más apegada posible la nueva medicación y la dieta aún más rigurosa. Adiós pan. Adiós chocolates. Adiós dulces y azucar. Adiós papitas y comidas fritas...

Hubo momentos que no tenía de dónde elegir, y comía "lo prohibido" con mesura... y si, también con disfrute. ;)

Finalizando semana, nuevos análisis y el fin de semana nueva consulta.... Cuando el doc revisó los resultados me sentí como en los programas de concursos: ¡ah, cómo jijos la hacen de emoción!. Y así me tuvo un buen rato, dándome cátedra de lo importante que es cuidarse, de llevar una dieta saludable, de que si me cuido bien moriré viejita de cualquier cosa pero no de enfermedades relacionadas con la diabetes...

Literalmente estaba yo sentada al borde de la silla esperando el veredicto: 112.

¡Lo conseguí! ¡Estoy dentro del nivel que es aceptable para un diabético! Y ahora a Seguir manteniendo la dieta, levemente más relajada para conservar estos niveles de azucar.

¡Tuve fuerza de voluntad y logré mi objetivo!



Antes de saber el resultado de los análisis puse una reflexión en mi cuenta de Tumblr:

Responsabilidad es nuestra habilidad para respoder a una situación. Siempre tenemos una alternativa. Esto no significa que neguemos quiénes somos y qué tenemos en nuestras vidas. Simplemente quiere decir que podemos reconocer que hemos contribuído a llegar a donde estamos. Al aceptar la responsabilidad, tenemos el poder para cambiar. Podemos decir: “¿Qué puedo hacer para que esto sea diferente?”.

Yo acepté la responsabilidad de mi enfermedad y decidí hacer algo para cambiar. Es la lección más grande con que he terminado el 2010 y he iniciado el 2011.



Pd... Ah! hay otra cosa que hoy me tiene muy contenta: llegaron los reyes a destiempo y hoy acabo de adoptar una perrita de unos 3 o 4 meses y no sé que nombre ponerle. ¿alguna sugerencia? ;)

Adoptada




Photobucket
~ Non sum qualis eram - No soy la que fui ~

3 comentarios:

~ƐΪ3~ M¥®îåm ~ƐΪ3~ dijo...

Felicidades Mariposa, que bien que inicias de lo mejor este nuevo año, cuidate mucho!!!!

Gabriel Cruz dijo...

Mariposa, no sabía de tu diabetes pero qué padre que haz logrado un buen nivel en el azucar, felicidades por tal voluntad ya que renunciar a todo lo que haz listado (y más), es de verdad todo un sacrificio. A llevarla tranquilo y ni modos, es sólo cosa de hacerse a la idea con las frituras y las golosinas :(
Qué padre con lo de tu perrito, yo quiero, yo quiero, yo quiero!!... No sabría qué recomendarte, soy malo para los nombres, jejejeje ¿Elanor? es el nombre de la primer hija de Sam Gamyi, el compañero de Frodo del "El Señor de los Anillos" jejejejeje
Van apapachos ;)

Mariposa de humo dijo...

Muchas gracias Miriam!
Afortunadamente mi comienzo de año ha sido de lo mejor ;)
Un fuerte abrazo y muy feliz año también para ti.

Hola Gabriel!
Como verás, poner el antecedente permitió que las razones de mi emoción fueran más comprensibles.
Gracias por el nombre que me ha encantado! anímate también con un perrito... yo tardé unos 10 años para que esta pequeñita llegara a mi vida. :)

Abrazos con muchísimo cariño.

ShareThis