jueves, 26 de marzo de 2009

Ser Especial



Estábamos discutiendo sobre el «Himno a la Alegría». La coral final de la Novena Sinfonía de Beethoven.
-- Es una de mis favoritas --dijo Pooh.
-- Para mí también --admití.
-- Mi parte preferida --añadió Pooh-- es donde dice:

¡Canta olé! ¡por la vida de un Oso!


-- Pero...

--¡Canta olé! ¡por un Oso!
¡Canta olé! ¡por un Pooh!


--Pero ellos no...

--¡Canta olé! ¡por la vida de un Oso!

--Mi parte preferida --añadió.
--Pero en el «Himno a la Alegría» no cantan: «¡Canta olé!, ¡por la vida de un Oso!» --dije.
--¿No cantan eso?
--No, no lo cantan.
--¿Por qué no?
--Pues porque no han pensado en ello, me imagino.
--¿Ellos qué?
--Ni Ludwig van Beethoven ni el hombre que escribió las palabras del «Himno a la Alegría» dijeron nada sobre los osos en ella.
--¡Ah! He debido pensar en Ludwig van Bearthoven.
--Pooh, no existe un Ludwig van Bearthoven. Tú mismo escribiste esa canción.
--¿Lo hice yo?
--Eso es.
--Ah, así que me suena de eso --dijo.

De todas formas, eso nos lleva a lo que vamos a discutir aquí hoy: el disfrutar de la vida y el ser especial. Todo el mundo es Especial, como ya se sabe.

--Es difícil ser valiente --dijo Cerdito, husmeando suavemente-- cuando tan sólo eres un Animal Muy Pequeño.
... Conejo, que había empezado a escribir muy rápidamente, miró para arriba y dijo:
--Por ser un animal muy pequeño serás muy útil en la aventura que tenemos por delante.
... Cerdito estaba tan ilusionado con la idea de ser útil que se olvidó de tener miedo. Y cuando Conejo siguió diciendo que Kanga sólo era feroz durante los meses de invierno, y que fuera de ello tenía una Disposición Cariñosa, no pudo casi estarse quieto, tenía tantas ganas de empezar a ser útil de una vez.
--¿Y yo qué? --dijo Pooh tristemente--. Supongo que no podré ser útil.
-- No importa, Pooh --afirmó Cerdito a modo de consolación--. Otra vez será.
-- Sin Pooh --dujo Conejo solemnemente, al tiempo que sacaba apunta a su lápiz--, la aventura sería imposible.
--¡Oh! --dijo Cerdito--, y trata de no desilusionarte. Pero Pooh se fue hacia la esquina de la habitación y dijo orgullosamente:
--¡Es imposible sin Mi! Esa clase de Oso.


Con independencia de lo útiles que podamos ser, a veces nos lleva tiempo reconocer nuestro propio valor.

El Tao de Pooh / Benjamin Hoff




Cottleston Cottleston Cottleston Pie,
A fly can't bird, but a bird can fly.
Ask me a riddle and I reply
Cottleston Cottleston Cottleston Pie.



Image Hosted by ImageShack.us
~ Non sum qualis eram - No soy la que fui ~

3 comentarios:

Hermes dijo...

No pude regresar a leerte en mejor momento.

Me aceptas un abrazo?

Mariposa de humo dijo...

Qué bueno que regresas a leerme Hermes. :)

Acepto el abrazo si recibes uno mío también. ;)

Hermes dijo...

Parejos entonces...

ShareThis